3 de diciembre de 2015

Croquetas de queso y cebolla caramelizada




Hoy rendimos homenaje a uno de nuestros platos estrella de la cocina española, porque ¿que sería ella sin las famosas croquetas? Seguro que piensas en ellas cuando hablas de la comida "typical spanish". Sin embargo esta vez quería dar un giro e innovar en nuevas mezclas de sabores. Si por algo son conocidas las croquetas es que admiten múltiples sabores e ingredientes y el resultado es igualmente delicioso. Aunque yo no soy muy partidaria de la mezcla de dulce y salado, si tu estas a favor sin duda este es una receta que no te puedes perder: Croquetas de queso y cebolla caramelizada


Ingredientes (para 12 croquetas)

Cebolla caramelizada

2 cebollas medianas
2 cucharadas de azúcar moreno
aceite de oliva
una pizca de sal

Bechamel

4 cucharadas de aceite
1 cucharada y media de harina
400 ml de leche
80 gramos de vuestro queso favorito


Primero caramelizaremos la cebolla para añadirla posteriormente a la bechamel. Cortamos la cebolla en juliana y a un fuego medio-bajo dejamos que se vaya friendo lentamente durante 20 min. Cuando lleve la mitad del tiempo añadimos el azúcar (a poder ser morena) y la pizca de sal hasta que vaya adquiriendo ese tono dorado y veamos que este muy blandita. También puedes añadir un chorrito de agua si ves que se te puede quemar.

Retiramos la cebolla

En otra sartén realizaremos la bechamel (ya explicado en uno de nuestros anteriores post). La diferencia es que en esta bechamel añadiremos el queso cortado en daditos para que se derrita mas fácilmente. Yo opte por un queso semicurado porque no soy de quesos fuertes, pero puedes añadir perfectamente el queso que prefieras! Eso si, si va a ser un queso muy fuerte no te recomiendo añadir mas de 50 gramos para que tampoco el sabor sera muy intenso.

Finalmente y cuando veamos que va tomando nuestra bechamel la textura deseada, añadiremos la cebolla caramelizada y mezclaremos hasta que tenga suficiente solidez para amasarla posteriormente.

Dejamos enfriar y por ultimo tomaremos partes de la masa para darle la forma típica de la croqueta y pasaremos por huevo y luego pan rallado. Si quieres que quede muy crujiente pasa la masa dos veces por huevo y pan rallado antes de freírlas.

Freímos a un fuego medio hasta que adquieran ese color tostadito característico de las croquetas.

Sin duda esa mezcla de dulce y salado y la cremosidad que le da el queso ha sido un acierto total, yo que especialmente soy fanática de estos pedacitos de cielos jejeje, y aunque nunca había hecho esta receta anteriormente sin duda me la guardo para próximas ocasiones. No te resistas a probar, seguro que los tuyos quedaran encantados!







3 comentarios:

  1. Miriam que bocado tan bueno.
    Un saludito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Mijú! Te animo a que las pruebes, seguro que te encantan!
      Besitos!

      Eliminar
    2. Muchísimas gracias Mijú! Te animo a que las pruebes, seguro que te encantan!
      Besitos!

      Eliminar